De tus mares y de mis tempestades

Me marean tus turbulencias,

mientras lucho con mis propias tempestades, intento volar sobre tus olas.

Intento no ahogarme en la espuma de mis miedos, pero tus olas son tan altas…

Intento nadar sin hundir la cabeza, y sonreir al tiempo

y no lo consigo…

Mi sonrisa no es sonrisa, se reduce a una mueca extraña

mientras intento no tragar más agua.

Y no se flotar.

Sólo nado con los ojos abiertos,

incansable agotamiento de mi mente analizando cada gota salada.

Viendo pasar los peces bajo mi cuerpo, deslizándose con tanta facilidad entre mis dudas,

viendo viajar las nubes sobre mi cabeza concentradas en seguir su rumbo hacia mis deseos.

Y yo sigo atrapada en medio

sin salir de mis tormentas, que me susurran contradicciones,

que me soplan vientos de duda que enfrían mi alma,

que a cada rayo me indican un cambio de rumbo nuevo.

Y me dejo llevar por la marea sin saber hacia adonde voy,

sólo sé que siempre adelante y nunca en la misma dirección.

Me siento un náufrago sin isla pero sin desespero,

sin tener ninguna esperanza de nada, así que sin posibilidad de decepción.

Solo busco la nada  mientras tus olas me golpean,

seguir cabalgando bajo la tormenta

buscando un trozo de madera para descansar o un trozo de roca

donde poder respirar un instante

y después seguir nadando hacia ninguna parte.

 

 

 

Un pensamiento en “De tus mares y de mis tempestades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: